Felipe González y Manuela Carmena conversan en Sintonías infrecuentes

“Lo que más me ha dolido ha sido el cartel de los menas. Me ha llegado al alma”, le confiesa Felipe González a Manuela Carmena

La importancia de la convivencia en democracia y el desencanto con la actual representación política son, entre otros, los temas que Felipe González aborda en el segundo episodio de ‘Sintonías infrecuentes’, capítulo para el cuenta con la presencia de la exalcaldesa de Madrid Manuela Carmena y que puedes escuchar en exclusiva en Podimo.

Asimismo, ambas figuras centran la conversación en la importancia del diálogo ante la más que constatada falta de ideas, la incertidumbre social y política que se avecina tras la pandemia y analizan también la campaña de las pasadas elecciones en la Comunidad de Madrid.

La convivencia en democracia

Felipe González y Manuela Carmena inician la conversación compartiendo una preocupación: la convivencia en democracia. Una mala relación que se ha visto agravada en los últimos años entre adversarios políticos, que los ha distanciado de la sociedad y señala González, que ha desembocado en una democracia que está “en evidente riesgo y hay que rescatar”. En esta línea, quien fuera líder socialista y la exalcaldesa de Madrid recalcan la inexistencia de un clima de diálogo como el principal problema de esta convivencia.

Manuela Carmena es la invitada del episodio 2 de 'Sintonías infrecuentes', el podcast de Felipe González en Podimo

Centrados en la política española, es la propia Manuela Carmena la que coincide con Felipe González en su diagnóstico actual, donde el insulto, la burla o la incapacidad de escuchar al otro, dice, se ha convertido en el sistema habitual.

“No acabo de entender la manera en la que se hace la oposición a día de hoy en España, me quedo preocupada”

Además, el exlíder del ejecutivo socialista ha vuelto a señalar la importancia de un líder fuerte ante estas crisis: “Tienes que saber las tres o cuatro prioridades sobre las que se articulan los programas, pero sin perder de vista cuáles son tus objetivos”, se ha referido. Como ejemplo, su mandato: “El Sistema Nacional de Salud o el acceso universal a la educación eran prioridades que yo creía que contribuirían a cambiar la realidad de nuestro país”.

ESCUCHA AQUÍ TODOS LOS EPISODIOS DE SINTONÍAS INFRECUENTES

En esta línea ambos coinciden en que la ‘normativitis’ está sirviendo como escudo ante una clara falta de ideas, lamenta Felipe González que la mayoría de los políticos creen que el problema se resuelve con la norma, algo que le cuesta creer a Manuela Carmena: “Es una simpleza tan grande que no lo pueden creer, otra cosa es que con ello consigan votos”, aclara.

“Desde la Constitución, en España se han dictado 80.000 normas, nadie sabe ni cuáles son las que se han cumplido”, afirma Carmena.

La fallida representación política

En los últimos años los estudios han marcado una tendencia a la baja en cuanto a la valoración de los líderes políticos, un descenso que demuestra el gran descontento de la sociedad para con sus representantes. Para Felipe González y Manuela Carmena esto tiene su inicio en un proceso de selección negativa de la representación y que en su momento acabó en una reacción del pueblo expresándose ‘explosivamente’ en el 15-M.

Manuela Carmena es la invitada del episodio 2 de 'Sintonías infrecuentes', el podcast de Felipe González en Podimo

Una representación que destaca Carmena fue totalmente lúcida y valió para evidenciar el nuevo papel de los líderes y los partidos en la estructura democrática: “Los partidos no gobiernan, gobiernan los líderes”, aclara.

“Los partidos se han convertido en pequeñas empresas que pretenden detectar el poder”, comenta la exalcaldesa.

Una resolución que lleva a Manuela Carmena a una única lectura de la situación, donde la mayor parte de los ciudadanos “escogen algo de un partido y otro de otros”, además afirma que dicha representación debería estar más vinculada a programas electorales que a los propios partidos: “¿Por qué uno no puede estar en tres partidos? Estamos reproduciendo las estructuras sectarias religiosas”, denuncia. Por su parte, Felipe González se anima a lanzar una reflexión utópica: “Imagínate que las listas fueran abiertas y yo pudiera elegir a quien quisiera y no a todos los que me imponen”. 

Centrado ya en el futuro y en la recuperación, el expresidente del Gobierno ha pedido a los políticos transversalidad para cumplir los objetivos fundamentales del próximo plan de recuperación. Como ejemplo de esta transversalidad González ha destacado las políticas económicas y sociales del actual presidente de los EEUU, Joe Biden.

“Biden ha señalado que hay una economía y una sociedad que ha sufrido la desigualdad de mantener la misma capacidad salarial desde los años 70”, señala el expresidente.

Además incide Felipe González en el cambio de paradigma y la revolución de conceptos que ha traído el nuevo presidente: “¿Cómo es posible que haya renunciado completamente a lo que parecía irrenunciable como es gobernar a golpe de tweet?”.

El fracaso en la Comunidad de Madrid

Felipe González y Manuela Carmena han seguido conversando y han puesto el foco en la pérdida de democracia interna en los actuales partidos, una falta de liderazgo que se ha reflejado para Manuela Carmena en las primarias de los dos principales partidos, las cuales señala “han significado unas auténticas eliminaciones”.

Ambos han coincidido en la falta del cuidado de la democracia y en la que escasean la tolerancia, la colaboración y el respeto: “No me ha gustado esta polarización que lleva a decir democracia-fascismo o comunismo-libertad”, aclara González, una ideología y una polarización, que avisa, ha servido de coraza ante la falta de ideas. Asimismo, el expresidente ha querido destacar la polémica del cartel de ‘los menas’ y asegura que es lo que más le ha dolido de la campaña madrileña: “Me llegó al alma”.

“Es de humanidad apoyar la llegada de inmigrantes, en el Ayuntamiento lo primero que hacían era llamar y decir: ‘Madre, estoy vivo’, eso hay que contarlo”, cuenta Manuela Carmena.

Una campaña en la que dicen, el principal problema han sido los debates: No se debe permitir nunca que nadie interrumpa, es una falta de urbanidad y de mala educación”, afirma la exalcaldesa.

Manuela Carmena ha recordado en el episodio 2 de ‘Sintonías infrecuentes’ su paso por el Ayuntamiento de Madrid entre 2015 y 2019 y ha rememorado la importancia que tuvo por entonces para ella la Ley de Educación Infantil de 0 a 3 años, por la que apostaron creando escuelas en toda la Comunidad. Una ley que no continuaron los posteriores gobiernos y donde echa en falta esa transversalidad.

En esta línea y dentro de la campaña madrileña Felipe González ha señalado la desvalorización indirecta que se ha hecho de la palabra libertad: “Reclama esa misma libertad para ti que para el que vive en Vallecas, ¿Va a tener exactamente la misma libertad de elección de centro? ¿Va a poder traer a sus hijos a un centro concertado o es solo libertad para ti?”, se pregunta.

La incertidumbre después del virus

Tras más de 50 minutos de conversación Felipe González y Manuela Carmena finalizan la charla esperanzados en el futuro. El exlíder socialista ha echado un capote a los actuales líderes políticos asegurando que nunca ha habido más dificultad para gobernar que ahora”, y asegura que hay que estar preparados para todo por que “no sabemos cómo se va a comportar el virus después de decaer el Estado de Alarma”.

“Hay un antes y un después de la aparición del virus, y los gobiernos harían bien en revisar lo que pensaban hacer”

Además, apunta González, a una reforma de las administraciones que actualmente no están preparadas para responder en situaciones de necesidad: “Tendremos la necesidad de exigir una evaluación de lo que se ha hecho y de lo que se ha producido”, apunta.

Más allá de la política y las administraciones ha sido Manuela Carmena la que ha centrado la parte final de su discurso en el papel de la sociedad: “Respondimos maravillosamente pero después las cosas empezaron a torcerse, ¿Qué pasó entonces? Lo tenemos que evaluar para que no vuelva a pasar”.