Woman Business - podcast

Woman Business

% dieron a 'Me gusta
3 suscriptores

Bienvenidos al podcast WomanBusiness de la revista Woman, en el que todas las semanas te acercaremos a las mujeres más influyentes e inspiradoras de nuestro país. Mujeres dispuestas a cambiar el rumbo hacia un futuro más plural. Presentado por la periodista Fátima Iglesias, este espacio pretende visibilizar el talento femenino y reivindicar el acceso de las mujeres a espacios de decisión.

Escucha pódcasts y audiolibros sin límites

Es la única app que reparte sus ganancias con los creadores

Acceso a millones de pódcasts y audiolibros

Una comunidad de oyentes de más de 100.000 personas


Prueba 30 días gratis, después pagas 3,99€ al mes. Cancela cuando quieras.

Usa PayPal o tarjeta de crédito

Los últimos episodios

Ver todos
Ángela Baldellou, Observatorio 2030: “La arquitectura debe recuperar la conexión con la sociedad”
28/6 2022

Ángela Baldellou, Observatorio 2030: “La arquitectura debe recuperar la conexión con la sociedad”

Experta en arquitectura medioambiental, directora del Observatorio 2030 y una de las poquísimas mujeres directivas de un sector, el de la edificación, en el que la presencia femenina es inferior al 9%. ¿Se pueden tener credenciales más impresionantes? Bueno, sí: su meta es construir ciudades más humanas y sostenibles. Ángela Baldellou es una mujer de múltiples talentos. Arquitecta, licenciada en Ciencias de la Información, Publicidad y Relaciones Públicas, doctora, directora del Observatorio 2030. Y tiene un objetivo en mente a la altura de sus muchos títulos: “Mi meta es dejar un mundo mejor a mis hijos; y, en general, a todo el mundo”. Y piensa conseguirlo diseñando nuevas ciudades, más humanas, sostenibles y eficientes. Baldellou, además de arquitecta, es licenciada en Periodismo. Y ella lo ve coherente. “La arquitectura es una forma de comunicar -dice-. Por eso no nos produce la misma sensación entrar en un museo, una iglesia o un edificio de oficinas. Y por eso los arquitectos también tenemos que hacer una reflexión y recuperar esa conexión con la sociedad, que se ha perdido”. Ahí está el gran reto: diseñar edificios que conecten con nuestra existencia, con nuestra sociedad. “Las decisiones que se toman en arquitectura y en planificación urbana afectan a nuestro modo de vivir durante generaciones. Hay que hacerlas con una mirada integral y a largo y medio plazo”. Esa es su filosofía, recuperar la arquitectura como parte del tejido vivo de nuestra sociedad. Pero ¿cómo se logra algo así? ¿Cómo deberían ser esas ciudades del futuro, acogedoras y humanas, que sueña esta arquitecta? “Seguras y sostenibles -dice Baldellou sin dudar-, no solo en lo medioambiental, también en lo social y económico. Las ciudades tienen que hacer que sus ciudadanos se sientan parte de ellas. Tienen que ser un entorno integrador en el que la gente pueda trabajar, vivir y desarrollar su proyecto vital en las mejores condiciones posibles”. Históricamente, explica, esto se ha intentado de diferentes maneras. Hemos pasado por la descentralización de los centros de trabajo, las zonas industriales, las comerciales y residenciales y eso ha generado un tráfico intenso y dependencia del coche. Ahora el modelo es la “ciudad de los 15 minutos”, en la que todo lo esencial se encuentra, como mucho, a esa distancia. “Pero la verdad es que hay muchos modelos de ciudad -concluye-. Y cada una debe tener su identidad, según sus valores culturales. No es lo mismo la ciudad mediterránea que la centroeuropea, por ejemplo. Y ha habido un colonialismo histórico que ha intentado replicar las ciudades occidentales en otros contextos y no ha funcionado. No hay más que ver el fracaso de las ciudades en África”. Las ciudades son, además, el principal hábitat humano en estos momentos. “El 80% de las personas vivirán en entornos urbanos; y aquí es donde se producen también más desigualdades. Por eso hay que acoger a la gente que viene, porque viene con esperanzas de hacer una vida mejor en ciudades y de aportar, pero también cuidar el equilibrio territorial”. En este contexto urbano, la vivienda tiene una importancia fundamental. “Debería ser uno de los pilares del Estado del bienestar. Es ese último reducto de dignidad de las personas: donde estamos seguros, donde está nuestra privacidad, donde nos podemos desarrollar. Es algo más que cuatro paredes y un techo”. En ese sentido, Baldellou es muy consciente de las dificultades que encuentran los jóvenes para acceder a esa independencia, a esas viviendas. “Probablemente es un problema también laboral de en términos de salario, precariedad o seguridad laboral. El 82% de los jóvenes españoles de entre 16 y 29 años no puede emanciparse. Hay que solucionarlo”.

26m
María Cudeiro, Croma Pharma: “Las mujeres debemos luchar para llegar arriba; y, cuando lleguemos, transformar la manera de trabajar”
14/6 2022

María Cudeiro, Croma Pharma: “Las mujeres debemos luchar para llegar arriba; y, cuando lleguemos, transformar la manera de trabajar”

Brillante desde sus años universitarios, defensora del talento femenino y de la ambición como un valor necesario, esta directiva ha hecho de la medicina estética su pasión. María Cudeiro cree que las mujeres pueden hacer cualquier cosa que se propongan, y predica con el ejemplo: es CEO de una gran empresa, tiene cinco hijos a los que adora y vive a caballo entre tres ciudades diferentes (Basilea y, sobre todo, Madrid y Barcelona). ¿Cuál es su secreto para estar en todo? “Que no se puede estar en todo -dice, sonriendo-. Esa es la primera premisa. La segunda es la organización: aplicar en casa los mismos procesos que en la empresa para que todo funcione como debe”. Nada de esto, por cierto, la libra del sentimiento de culpabilidad que arrastra cualquier mujer de éxito (“ese yugo que es nuestro principal problema”), aunque intenta hacer un ejercicio de perspectiva. Para los niños, afirma, es importante ver que sus padres hacen algo que les gusta, y que requiere tiempo y esfuerzo. “Hay un estudio que asegura que los hijos de madres trabajadoras tiene más éxito; algo habrá que funciona, que tiene que ver con el ejemplo que les das”, apunta. Cudeiro ha dedicado su vida a la industria farmacéutica, un sector con gran presencia femenina, pero que, como todos, presenta sus barreras y sus techos de cristal para el talento de la mujer. Cree firmemente en apoyar la presencia femenina en los consejos de dirección. “Las mujeres no van a ir subiendo de manera orgánica. Debemos seguir luchando para llegar arriba, y transformar, cuando lleguemos, la manera de trabajar. En cuanto fui jefa, puse en marcha políticas de conciliación”. Para ella, ese cambio necesario debe empezar en la educación, y es imprescindible para ello actuar con coherencia, desde lo que queremos hacer. “Cuando elegí carrera, mi padre me dijo: “Pero ¿cómo vas a estudiar farmacia, una carrera de niñas?”. Pero yo estaba segura de mi elección. Ahora está muy orgulloso de mí”. El talento femenino, en su opinión, necesita visibilidad y un pequeño empujón “para que vaya adelante en esa situación de maternidad que normalmente se produce cuando tienes más responsabilidad profesional”. Su consejo particular para esta etapa vital: “Baja el ritmo, pero no te desconectes del todo si disfrutas con tu trabajo”. Y ella, desde luego, disfruta de su puesto en Croma Pharma, una empresa que lleva décadas dedicada a la producción de ácido hialurónico (primero para oftalmología, luego para traumatología y ahora también para tratamientos estéticos) y que es un referente de la medicina estética. Cudeiro es consciente de la demonización de esta especialidad, pero ella lo tiene claro. “La medicina estética está ahí para sentirnos mejor; no para transformarnos, sino para darnos seguridad”. Y para ello hay que saber envejecer “de la mejor manera; un rostro tiene que ser auténtico, y si te pasas de tratamientos estéticos, pierde credibilidad”. ¿Quién es su inspiración? En primer lugar, su madre, que fue empresaria a los 30 años. También la modelo Nieves Álvarez y la CEO de prensa Yolanda Sacristán, protagonistas del documental ‘Croma Cares’, en el que ambas charlan con complicidad y humor de los prejuicios y las barreras que han encontrado en sus vidas. Y, por supuesto, los valores que la movilizan. Entre ellos, tiene su espacio la ambición, esa virtud peor vista en mujeres que en hombres y que, según ella, “tiene que equilibrarse con la humildad, la empatía, el optimismo… Pero es necesaria para el éxito. Dirigimos empresas, no ONG. Y necesitamos que las empresas tengan un presente para que puedan tener un futuro”.

34m
Gemma Robles, El Periódico de España: “La información es poder, pero cuando es información de verdad, con todas sus garantías."
7/6 2022

Gemma Robles, El Periódico de España: “La información es poder, pero cuando es información de verdad, con todas sus garantías."

En enero, Gemma Robles se convirtió en directora de El Periódico de España y entró a formar parte de una selecta minoría: la de mujeres que dirigen medios de comunicación en España. En los medios de comunicación españoles siguen mandando los hombres. Solo la cuarta parte de los principales medios informativos están dirigidos por mujeres, y solo el 30% de los periódicos tienen una mujer al frente. Desde hace unos meses, una de ellas es Gemma Robles, que después de 20 años dedicada al periodismo de calidad, buena parte de ellos en El Periódico de Catalunya, ha sido nombrada directora de El Periódico de España. Robles es muy consciente de las dificultades de las mujeres para llegar a lo más alto. “Es incomprensible -dice-. Las redacciones están llenas de profesionales maravillosas en todas las áreas. Pero llega un momento en el que hay un techo de cristal y cuesta mucho pasar a niveles superiores”. Sabe que haber roto ese techo de cristal es, a la vez, un triunfo y una responsabilidad extra. “Tenemos que dejar mucho sembrado para la generación que viene: ya no tenemos la excusa de que no hay conciencia social. La hay, y no basta con tenerla. Hay que actuar”. Tras 16 años en El Periódico de Catalunya, pasar a la dirección de un medio nacional ha supuesto un gran cambio (“dejaba una redacción con la que tengo un cordón umbilical muy importante, intenso y bonito”, dice); y ha sido un desafío a la vez ilusionante y muy duro. “Son muchas horas de trabajo, y eso tiene también un coste familiar y personal. Pero el balance ahora, tras los primeros meses, empieza a ser positivo”. Gran parte de ese balance positivo, por supuesto, es la oportunidad de hacer buen periodismo; especialmente en un momento en que el periodismo vive un momento complicado, con las redes sociales plagadas de ‘fake news’ y falsos medios de comunicación. Precisamente por eso, Gemma Robles nos recuerda la importancia de consumir información de calidad. “Para saber si algo es un medio de comunicación hay que preguntarse si su objetivo es hacer periodismo, no difundir informaciones que tienen un interés detrás”. Y en ese sentido, se considera una afortunada. “Tener un grupo solvente detrás te da fuerza, recursos y tiempo para sacar grandes temas muy contrastados y que realmente influyen en la sociedad. El periodismo debe ejercerse con garantías”. ¿Y qué sucede con las ‘fake news’, una de las grandes lacras del periodismo del momento? “La información es poder, pero cuando es información de verdad, con todas sus garantías. Lo contrario debilita a la sociedad. Y es verdad que consumir información de manera rápida a través del móvil muchas veces difumina cuál es la fuente de esa información. Es necesario que el usuario se pregunte eso”. Los bulos son una de las principales preocupaciones de esta periodista, que es muy consciente de que los ciudadanos mal informados toman malas decisiones. “La información es poder, pero cuando es información de verdad, con todas sus garantías. Lo contrario debilita a la sociedad”. En ese sentido, Robles está dispuesta a afrontar el reto, dirigiendo un equipo determinado a hacer periodismo de calidad… y a resistir las presiones de agentes externos que quieren modificar la información para que vaya acorde a sus intereses. La nueva directora de El Periódico de España opina que el buen periodismo es algo que deja a todo el mundo un poco descontento. “La labor del periodista no es agradable. Nadie te va a felicitar por el trabajo que haces. Si tu labor es controlar al poder, se van a enfadar contigo. Hay que acostumbrarse”, afirma.

40m