Las hijas de Felipe - podcast

Las hijas de Felipe

99% dieron a 'Me gusta
1.684 suscriptores

Cotilleos históricos, dramas barrocos, vidas olvidadas. Monjas, demonios, embustes, alquimia, recetarios, oro. Dos amigas siamesas recuperando para ti el bling bling de los siglos XVI y XVII y conectandótelo con este presente ajetreado.

Escucha pódcasts y audiolibros sin límites

Es la única app que reparte sus ganancias con los creadores

Acceso a millones de pódcasts y audiolibros

Una comunidad de oyentes de más de 100.000 personas


Prueba 30 días gratis, después pagas 3,99€ al mes. Cancela cuando quieras.

Usa PayPal o tarjeta de crédito

Los últimos episodios

Ver todos
Mejor se entienden el lenguaje unas mujeres de otras
27/6 2022

Mejor se entienden el lenguaje unas mujeres de otras

“Y veréis por vosotras, que algunas veces vendréis tristes y melancólicas a la recreación y que vais con repugnancia, y veréis que la alegría y buen espíritu de las hermanas os divierten de vuestra pena y se os vuelve en alegría”. Con estas palabras, herederas de las enseñanzas de su maestra Teresa de Jesús, la carmelita Ana de San Bartolomé invitaba a sus novicias de Amberes a huir de arranques melancólicos, a desasirse de tristezas y desidias y a confiar siempre en la más infalible de las curas para las enfermedades del ánimo: un ratito de recreación con las amigas. En este deseadísimo episodio, os abrimos una rendijita a la intimidad de nuestra Santa Teresa más querida, la alejamos de la pomposa lente de la mística, la liberamos de las atrofiadas miradas de la santidad, nos olvidamos de la incorrupción de su cuerpo para traeros su retrato más disfrutón, lúdico y cariñoso. Cobijadas por la estrechísima amistad que nos une, más sensiblonas y lacrimógenas que nunca, os hacemos parte de una genealogía del divertimento, de una intimidad comunitaria que, desde Teresa hasta nosotras, encuentra en el disfrute, en la felicidad de lo cotidiano, en la vida con las amigas, un delicioso acto de resistencia.

55m
Las lágrimas de tu bebé
20/6 2022

Las lágrimas de tu bebé

De entre las muchísimas formas que el vidrio tomó en la industria manufacturera de la Venecia del barroco existió una particularmente licenciosa y sonrojante. Los calurosos hornos de Murano, entregados sin pausa a la confección de sofisticados artilugios que pudieran saciar un mercado europeo sediento de lujos, también se entregaron al delirio erótico con la elaboración de dildos de cristal. Arropadas por las paredes de un palacete veneciano de comienzos del siglo XVI, en este episodio os descubrimos los entresijos de una transgresora cultura pornográfica que, gestada entre los canales de Venecia, llegaría a penetrar los porosos límites de la clausura. Las escabrosas posturas de los Sonetos lujuriosos de Aretino, las monjas revoltosas de sus Ragionamenti y el torbellino de acusaciones, persecuciones e intentos de asesinato nos abrirán una rendija a los delicados mecanismos –entre el escándalo y los vicios compartidos— que orquestaron los rincones más lujuriosos de nuestros siglos más favoritos de la historia.  Pero, manteniéndonos fieles al modestísimo recato que nos caracteriza, frente a estas fantasías masculinas de orgías, intercambios de poluciones y encuentros furtivos, Las hijas indagamos en los anhelos de domestichezza matrimonial que verdaderamente condicionaron el celibato en la clausura veneciana.

52m
Céspedes
13/6 2022

Céspedes

Céspedes — Elena y Eleno de, natural de Alhama, esclava y después libre, casó con un hombre y tuvo un hijo, después y muerto su marido se vistió de hombre y estuvo en la Guerra de los Moriscos de Granada, se examinó de cirujana y se casó con una mujer. Fue presa en Ocaña y llevada a la Inquisición donde se le acusa y condena por desprecio al matrimonio y tener pacto con el demonio. Sentenciada a salir al Auto público de fé que se celebró en la plaza del Zocodover de Toledo el domingo, 18 de diciembre e 1588, al que salió en forma de penitente con coroza e insignias que manifestaban su delito, abjuró de leve, y se le dieron cien azotes por las calles públicas de Toledo y otros cien por las de Ciempozuelos, reclusión de diez años en un hospital para sirviese sin sueldo en las enfermerías”. Con este primer folio del proceso inquisitorial que se le abrió a Céspedes comenzamos este episodio que es todo un biopic barroco: entre acusaciones de “embaidora y embustidera”, de “invenciones y embelecos”, “embustes y embelesamientos”, asoma toda la violencia inquisitorial volcada en vencer la molesta ilegibilidad de un cuerpo fronterizo. Con la ayuda de Esther Mayoko, recuperamos una de las muchísimas vidas barrocas arrinconadas por delirantes y mitológicas construcciones históricas. Porque no hay que olvidar, amigas, la importancia de imaginar y recuperar relatos de una genealogía disidente.

49m